Questions? Feedback? powered by Olark live chat software

Palacio Salvo

Palacio Salvo

El Palacio Salvo es uno de los edificios históricos de la ciudad de Montevideo, y configura una esquina emblemática de la misma, ya que se encuentra en el comienzo de la avenida 18 de Juliofrente a la plaza Independencia. Esta plaza es una de las plazas más visitadas de la Ciudad Vieja.

El Palacio Salvo es un edificio que se construyó en 1928, y tiene un estilo clásico, así como neo-romántico, siendo una de las obras del italiano Mario Palanti. 

Este edificio es recordado también por el hecho de que durante mucho tiempo fue el edificio más alto de América del Sur, con unos cien metros de altura, y hoy se consiste en uno de los símbolos de Montevideo.

El Palacio Salvo, un edificio emblemático de la ciudad

Se encuentra en una esquina que parece introducir a la parte antigua de la ciudad, y está rodeado de oficinas estatales, y varios puntos gastronómicos y comerciales, que caracteriza la calle 18 de Julio en la cual se encuentra.

En el mismo edificio funcionan oficinas comerciales y viviendas de residencia. El atractivo es sin duda la vista que ofrece de la ciudad desde su torre, y es un paseo totalmente gratuito que ofrece la posibilidad de realizar tomas fotográficas panorámicas de la Ciudad Vieja y del centro de la ciudad de Montevideo. 

Este edificio fue diseñado por el mismo arquitecto que ideó la construcción del Palacio Barolo en Buenos Aires, en Argentina. Ambos edificios cuentan con una estructura similar, y se constituyen como símbolos de ambas ciudades, son dos edificios gemelos por la similitud de su estructura.

En Montevideo, el Palacio Salvo se construyó con el objetivo de servir como hotel, con salones y habitaciones residenciales, pero su objetivo derivó en la instalación de oficinas y de viviendas. 

Si estás en Montevideo, es un monumento imperdible de visitar. Su arquitectura y estilo te remontarán a otra época.

palacio-salvo-montevideo-uruguay palacio-salvo-montevideo

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.