Questions? Feedback? powered by Olark live chat software

Greetingman

Greetingman

El Greetingman es una de las construcciones que no pasan desapercibidas en la Rambla del Buceo. Es una escultura inmensa donada por la República de Corea al Uruguay, y se destaca tanto por las dimensiones de su estructura como por el color, de un celeste intenso.

Esta es una de las obras de Yoo Young-ho quien manifiesta en esta obra la ausencia de los prejuicios a través del color azul del hombre de seis metros. 

El gran hombre celeste es uno de los mayores atractivos de la Rambla, aunque su mayor valor es el de ser una especie de receptor, que se levanta con un saludo propio de lo oriental

El saludo del Greetingman no solo se expresa en la posición de gigantesca escultura, sino que invita a los demás a ejercer el saludo como una práctica familiar, plasmando esta idea en la consigna que colocada a sus pies en una placa. 

Greetingman viene desde el otro lado del mundo

El Greetingman es la escultura que representa un cuerpo masculino de dimensiones gigantescas, y que se presenta a sí mismo en una placa en la cual anuncia: “Soy Greetingman, vine desde la República de Corea que está situada en el lado opuesto de la Tierra, respecto a Uruguay”.

El saludo propiamente coreano está acompañado de la apología al saludo y a las relaciones sociales, expresándose lo propio en la placa base. 

Es un paseo que se encuentra al aire libre y que está ubicado en el Espacio Libre República de Corea, frente a la Rambla del Buceo, en el cual se encuentra el Yacht Club de Uruguay, y uno de los espacios de mayor atractivo en Montevideo.

El Greetingamn es un monumento que vale la pena pasar a visitar, y que da la bienvenida a todos los que pasen por este espacio de Montevideo.

greetingman-montevideo-rambla

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.